Cookies

Al utilizar este sitio web, acepta automáticamente los cookies que utilizamos ¿Para qué?

Aceptar

Cesta

Su cesta está vacía
Ir a comprar

Proceder al pago

¿En qué se diferencian el CBD del cáñamo y el CBD del cannabis?

Tanto el cannabis como el cáñamo contienen CBD y THC, junto con más de otras 540 sustancias. La diferencia entre ambos es la cantidad de compuesto que contiene cada uno: el cannabis contiene más THC y menos CBD, mientras que el cáñamo contiene más CBD y menos THC. Te explicamos cómo funcionan.

A medida que aumenta la popularidad del cannabidiol en todo el mundo y avanza el proceso de legalización de su consumo, surgen numerosos productos, usos y proclamas nuevas, lo que a menudo dificulta mantenerse al corriente de los aspectos básicos.

Uno de los elementos que producen mayor confusión es la diferencia entre los numerosos términos utilizados: cannabis, cáñamo y marihuana. ¿Qué significa cada uno de ellos? ¿En qué se diferencian? ¿Y cuál es la diferencia entre el CBD del cáñamo y el CBD de la marihuana? Con este artículo intentaremos dar una respuesta clara y completa a todas estas y otras preguntas

¿Qué es el cannabis?

Se suele pensar que el cáñamo y la marihuana son dos especies de plantas totalmente diferentes, cuando en realidad se trata de dos variedades distintas de la misma planta: la planta de cannabis, una planta con flores de la familia de las cannabáceas.

Los primeros cultivos de cannabis que se conocen se remontan al año 70 de nuestra era. Desde entonces, la planta ha sido objeto de una amplia y creciente gama de aplicaciones, utilizándose como fuente de fibras textiles, suplemento medicinal, psicoactivo, etc.

Las plantas de cannabis crecen en distintos climas de todo el mundo. En la actualidad, se conocen tres especies estándar de cannabis: Cannabis indica, Cannabis ruderalis y Cannabis sativa, aunque muchos consideran que las dos últimas son subespecies de una única especie, la Cannabis sativa.

Las plantas de cannabis producen unos compuestos denominados cannabinoides. Dos de los más conocidos son el tetrahidrocannabinol (THC), el principal compuesto psicoactivo del cannabis que produce la sensación de “euforia”, y el cannabidiol (CBD), un compuesto que se utiliza cada vez más para tratar las convulsiones, la inflamación, el dolor, las náuseas, la depresión y la ansiedad, entre otras afecciones.

¿Qué es el cáñamo?

El cáñamo es una de las variedades de la Cannabis sativa. Posiblemente una de las primeras plantas que se cultivaron, el cáñamo es la fibra natural más resistente del mundo, utilizada en la producción de cuerdas, ropa y papel, alimentos para animales y plásticos biodegradables. También es una excelente fuente de proteínas, y a menudo se consume en forma de leche o aceite de cáñamo.

La principal diferencia entre el cáñamo y la marihuana radica en la composición química de cada planta.

Las plantas de cáñamo contienen un nivel muy bajo de THC, el principal cannabinoide psicoactivo. En términos legales, el cáñamo es el término que designa a las plantas de Cannabis sativa con menos de un 0,3% de THC. Como el nivel de THC en el cáñamo es tan bajo, es muy poco probable que la gente se intoxique. En teoría, el cáñamo se puede fumar, pero sus efectos psicoactivos serían escasos o nulos.

No obstante, el cáñamo presenta altos niveles de CBD. Aunque el cannabidiol se encuentra en todas las plantas de cannabis, la mayoría de los productos de CBD que se comercializan hoy en día proceden del cáñamo por sus altos niveles de CBD y sus bajos niveles de THC.

¿Qué es la marihuana?

La marihuana es otra variedad de Cannabis sativa. A diferencia del cáñamo, la marihuana es un cannabis que produce efectos psicoactivos. El término se refiere a cualquier planta de cannabis que contenga más de un 0,3% de THC. El contenido de THC varía entre las plantas, ya que algunas cepas se cultivan para tener un mayor nivel de THC que otras.

Las cepas de marihuana se dividen comúnmente en tres categorías principales: cepas de Cannabis indica, cepas de Cannabis sativa y cepas híbridas. Se cree que la planta indica tiene un efecto relajante en las personas, mientras que la sativa tiene un efecto más energizante. Las variedades híbridas, por su parte, producen un efecto combinado. A pesar de las diferencias señaladas entre las cepas índica, sativa e híbrida, cada persona reacciona de forma diferente a la marihuana, y puede sentir efectos distintos a los que se señalan normalmente.

¿Cuál es la diferencia entre cannabis, cáñamo y marihuana?

En resumen, el cáñamo y la marihuana son dos variedades diferentes de la planta de cannabis.

El cáñamo se refiere a cualquier planta de cannabis que contenga menos del 0,3 por ciento del cannabinoide THC, y por lo tanto es poco probable que produzca un efecto psicoactivo en cualquiera de sus formas. La marihuana se refiere a las plantas de cannabis que contienen más del 0,3 por ciento de THC, y que podrían producir un efecto psicoactivo cuando se consumen.

Ambas variedades contienen cannabidiol, sin embargo, los productos de CBD que se encuentran en el mercado hoy en día suelen proceder del cáñamo, debido a su bajo contenido en THC.

¿Cuál es la diferencia entre el CBD del cáñamo y el CBD del cannabis?

No existe una gran diferencia en los beneficios derivados del CBD de las plantas de cáñamo y del CBD de otras plantas de cannabis. El CBD que se extrae de cada una de ellas puede ayudar a tratar dolores y problemas similares. En cualquier caso, ningún producto de CBD debe contener más de un 0,3 % de THC, independientemente de la planta de la que proceda.

Las principales diferencias entre el CBD de cáñamo y el CBD de cannabis radican en el proceso de fabricación y en la legalidad del producto. Las plantas de cáñamo contienen naturalmente niveles más altos de CBD, mientras que otras plantas de cannabis contienen más THC. Esto significa que hay una mayor cantidad de cannabidiol que puede extraerse de las plantas de cáñamo, lo que las convierte en una fuente más eficiente de productos de CBD.

Además, los productos de CBD elaborados a partir de plantas con más de un 0,3 por ciento de THC no son legales en Estados Unidos, incluso aunque el producto en sí no contenga más de un 0,3 por ciento de THC tras su extracción.

¿Qué es legal y qué no?

La legalidad de los productos de CBD varía según el lugar. En Estados Unidos, los productos de CBD derivados del cáñamo son legales a nivel federal, y cualquier producto que contenga más de un 0,3% de THC es ilegal a nivel federal. Sin embargo, las leyes de uso pueden variar aún más en función de la legislación estatal local.

Del mismo modo, en Europa, el CBD derivado del cáñamo es legal en la Unión Europea, aunque los gobiernos nacionales pueden adaptar la legislación según las políticas del país.

¿Cuáles son los aspectos clave que debo conocer?

La cantidad de información que existe sobre el cannabis, la marihuana, el CBD y demás es infinita. Por ello, es importante empezar por lo más básico:

  • El cáñamo y la marihuana son dos variedades de la misma planta, el cannabis 
  • Las plantas de cannabis contienen numerosos cannabinoides, entre ellos el tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto que produce el efecto psicoactivo, y el cannabidiol (CBD), un compuesto que se utiliza cada vez más para el tratamiento legal de enfermedades
  • Cáñamo es el término que se utiliza para designar las plantas de cannabis que contienen menos de un 0,3 % de THC y cuyo consumo difícilmente producirá efectos psicoactivos
  • Marihuana es el término que describe a las plantas de cannabis que contienen más de un 0,3% de THC, y que pueden producir un efecto psicoactivo
  • La mayor parte de los productos de CBD proceden de plantas de cáñamo por sus bajos niveles de THC. Todos los productos de CBD deben contener un porcentaje de THC inferior al 0,3%
  • Los productos de CBD derivados del cáñamo se están legalizando en cada vez más lugares del mundo, mientras que los productos derivados del cannabis siguen siendo ilegales en su mayoría

100% orgánico

Elaborado en Suiza

Uso profesional en clínicas

Fabricado en instalaciones certificadas por la GMP y la FDA

Analizado en un laboratorio externo acreditado

60 días de garantía de devolución del dinero