Cookies

Al utilizar este sitio web, acepta automáticamente los cookies que utilizamos ¿Para qué?

Aceptar

Cesta

Su cesta está vacía
Ir a comprar

Proceder al pago

Aplicaciones tópicas y transdérmicas del CBD

¿Cuándo deberías utilizar el CBD de forma tópica y cómo funciona?
Te lo explicamos en detalle

Nuestra piel, o dermis, es el mayor órgano del cuerpo. Considerada la frontera definida de nuestro organismo y el escudo de nuestro sistema inmunitario, alberga en sus tejidos la mayor parte de nuestros glóbulos blancos. Estos glóbulos actúan como guardianes que impiden que los patógenos y las moléculas exógenas penetren la piel y causen infecciones o reacciones alérgicas.

El cannabidiol (CBD) actúa de forma eficaz en la regulación de la respuesta inmunitaria. Se ha demostrado que las aplicaciones tópicas y transdérmicas del CBD permiten tratar diversas afecciones y enfermedades dérmicas y musculoesqueléticas que conllevan dolor o inflamación.

¿En qué se diferencian las aplicaciones tópicas de las transdérmicas?

La diferencia entre las aplicaciones tópicas y las transdérmicas radica en el nivel de penetración en la piel. Los tratamientos tópicos penetran aproximadamente tres capas de la epidermis y no llegan al torrente sanguíneo; en cambio, las aplicaciones transdérmicas contienen sustancias que facilitan una mayor penetración a través de la piel y permiten llegar a los tejidos musculoesqueléticos y al torrente sanguíneo.

La solución más eficaz, por tanto, dependerá de la afección que se esté tratando.

En el caso de afecciones dérmicas como la irritación, la inflamación, las quemaduras o las heridas, las soluciones tópicas resultan suficientes y muy eficaces. Los cannabinoides presentes en el CBD se unen a los receptores endocannabinoides de la piel (CB1 y CB2) y pueden activar el sistema endocannabinoide de forma local, reduciendo el dolor, la irritación y los síntomas inflamatorios localmente, sin llegar al torrente sanguíneo.

Cuando se trata de afecciones crónicas, tales como el dolor muscular y la artritis, afecciones alérgicas como la dermatitis atópica o el eccema, y afecciones inflamatorias como la psoriasis, es necesario que el CBD penetre a través de la piel y pase al torrente sanguíneo para que el tratamiento resulte efectivo. En estos casos, los mejores resultados se obtienen con un enfoque multisistémico que combine el consumo de CBD de forma interna y externa. Así se garantiza que el CBD (y cualquier otra sustancia beneficiosa adicional que incluya el producto) llegue al sistema u órgano en el que se originó la afección, así como a otros puntos del cuerpo, lo que proporciona un tratamiento más completo.

¿Qué tipos de tratamientos tópicos y transdérmicos existen?

En el mercado encontramos una gran variedad de tratamientos tópicos con cannabidiol, pero los formatos más comunes, todos ellos formulados y fabricados por Kiara Naturals, son los aceites, los bálsamos y las lociones. Cada tipo de tratamiento presenta propiedades únicas y debe elegirse en función de las características de la persona y de la dolencia en cuestión.

  • Aceites: el aceite de CBD es un producto tópico que se aplica directamente en la zona que se desea tratar. Los cannabinoides del aceite se unen a los receptores CB1 y CB2 y activan el sistema endocannabinoide, proporcionando un tratamiento local sin que llegue al torrente sanguíneo.
  • Pomadas/bálsamos: las pomadas combinan el CBD con otras sustancias, como los aceites esenciales, que aportan beneficios terapéuticos adicionales. Las pomadas tienden a absorberse a través de la piel y arrastran con ellas otras moléculas al torrente sanguíneo. Su composición se basa únicamente en aceites y ceras, de modo que están muy concentrados y permanecen en la piel durante un largo periodo de tiempo.

Lociones/cremas: las cremas son otra forma de tratamiento transdérmico en la que se combina aceite de CBD y agua a través de un proceso de emulsión. Presentan una menor concentración que los aceites o los bálsamos, pero se absorben con mayor facilidad en las primeras capas de la dermis. Además, a las cremas se les pueden añadir tanto sustancias solubles en aceite como en agua, lo que permite trabajar con una mayor variedad de fitoquímicos o ingredientes activos. Por otra parte, las cremas no dejan la piel grasa, algo muy importante en los casos de afecciones que empeoran con la humedad.

¿Cómo tratan los distintos tipos de tratamientos con CBD las diferentes dolencias? ¿Qué tratamiento se recomienda utilizar?

  • Afecciones musculoesqueléticas crónicas: el cannabidiol se ha estado investigando y utilizando durante mucho tiempo como un tratamiento eficaz frente al dolor. El CBD actúa sobre los agentes impulsores del dolor en el cerebro y estimula el sistema inmunitario para reducir la respuesta inflamatoria. Un tratamiento multisistémico con CBD puede ayudar a aliviar el dolor y otras molestias derivadas de dolencias como la artritis, el dolor de espalda y las hernias discales, al mismo tiempo que favorece el tratamiento terapéutico en profundidad de la causa de la dolencia. El tratamiento para estas afecciones consiste en aplicar un bálsamo o pomada de CBD por vía tópica y tomar un aceite de CBD al 20-30 % por vía oral.
  • Afecciones inflamatorias: los estudios han demostrado que los cannabinoides ayudan a preservar la homeostasis de la piel y pueden inhibir la proliferación de queratinocitos en la piel, uno de los factores clave en la aparición de enfermedades crónicas de la piel. El CBD trata eficazmente varios trastornos cutáneos frecuentes, como la dermatitis atópica, el eccema, la psoriasis, la esclerodermia, el acné, las alteraciones de la pigmentación, las enfermedades de la queratina y el picor. Para las afecciones inflamatorias de la piel es necesario utilizar una crema o loción de CBD por vía tópica, y tomar un aceite de CBD al 20-30 % por vía oral.
  • Neuropatías y dolor neural: con el término “neuropatía” se hace referencia a cualquier afección que dañe o deteriore los nervios periféricos del organismo. La causan una gran variedad de factores, como la diabetes, la artritis, la quimioterapia y las enfermedades autoinmunes. Se ha demostrado que el CBD inhibe el daño neuronal causado por las enfermedades crónicas y favorece la neurogénesis, es decir, la regeneración de nuevas células neuronales. Para aliviar la neuropatía y el dolor neurológico, aplica un bálsamo o pomada de CBD por vía tópica, y toma aceite de CBD al 20-30 % por vía oral.
  • Reparación de la piel: el CBD contiene diversos antioxidantes, aminoácidos esenciales y vitaminas del complejo B, todos ellos elementos indispensables para mantener una piel sana y prevenir futuros daños. La forma más eficaz de utilizar el aceite de CBD en el tratamiento de las afecciones de la piel es su aplicación tópica, ya que permite una fácil absorción y no causa efectos secundarios. Los estudios han demostrado que el tratamiento tópico con pomadas y cremas enriquecidas con CBD mejora significativamente los parámetros de la piel y reduce la inflamación, la irritación y las cicatrices. Para la reparación cutánea, se recomienda aplicar una crema o loción de CBD en la zona afectada.

¿Cuáles son los principales datos que debo tener en cuenta?

Los productos de CBD sirven para tratar eficazmente una serie de afecciones dérmicas y musculoesqueléticas, y en el mercado existen varios tipos de tratamiento con los que podremos abordarlas.

  • Los tratamientos tópicos penetran en las tres primeras capas de la piel y no llegan al torrente sanguíneo. Los tratamientos transdérmicos actúan sobre la piel exterior y penetran a través de ella, alcanzando los tejidos musculoesqueléticos y el torrente sanguíneo
  • Los tratamientos tópicos son suficientes para algunas afecciones dérmicas, mientras que los tratamientos transdérmicos y multisistémicos son mejores para las afecciones crónicas
  • Entre los tratamientos tópicos se encuentran los aceites, los bálsamos y las lociones. Los aceites y los bálsamos son productos más concentrados, mientras que las lociones se absorben con mayor facilidad y no dejan la piel grasa
  • El tratamiento idóneo para ti dependerá en gran medida de la afección que padezcas. Recuerda que puedes cumplimentar el cuestionario personalizado de Kiara para que te ayude a seleccionar los productos más adecuados para tus necesidades

100% orgánico

Elaborado en Suiza

Uso profesional en clínicas

Fabricado en instalaciones certificadas por la GMP y la FDA

Analizado en un laboratorio externo acreditado

60 días de garantía de devolución del dinero