Cookies

Al utilizar este sitio web, acepta automáticamente los cookies que utilizamos ¿Para qué?

Aceptar

Cesta

Su cesta está vacía
Ir a comprar

Proceder al pago

¿Qué es el vapeo de CBD?

Vapear es el método más rápido de introducir CBD en nuestro organismo, y la
forma en que ofrece la mayor biodisponibilidad.
Aquí te explicamos por qué y cómo funciona

El vapeo, o vaporización, es el proceso que consiste en inhalar el vapor producido por un
dispositivo donde se calientan líquido o hierbas. En este tipo de dispositivos se pueden
emplear una gran variedad de líquidos, algunos de los cuales contienen nicotina y se
emplean para sustituir al tabaco. Otros, en cambio, contienen distintos extractos de
hierbas, como el cannabidiol (CBD), y pueden utilizarse en el tratamiento de dolencias y
enfermedades que requieren una absorción eficaz de las sustancias activas.

La inhalación de CBD es una forma de tratamiento eficaz y el método de absorción de
cannabidiol más rápido que se conoce. En comparación con el tratamiento mediante
ingestión, en el que el CBD pasa por el sistema digestivo hasta llegar al torrente
sanguíneo (perdiendo potencia por el camino), la inhalación de CBD mediante el lápiz de
vapeo pasa rápidamente al torrente sanguíneo a través de los pulmones, reteniendo un
20-30 % adicional de sus principios activos. El vapeo de CBD se recomienda a aquellas
personas con enfermedades que necesitan una respuesta rápida, y para aquellos que
prefieren inhalar sus medicamentos o suplementos.

En el caso del vapeo, se pueden emplear varios tipos de aceite de CBD, como el aislado
de CBD o el CBD de espectro completo, que contienen diferentes niveles de
concentración de CBD. Aunque el vapeo es una alternativa más saludable a fumar, sigue
presentando algunos riesgos para la salud que debes conocer.

Las ventajas y desventajas del vapeo de CBD

Eficiencia
Vapear es el método más rápido de introducir CBD en nuestro organismo, y la forma en que ofrece la mayor biodisponibilidad, lo que se traduce en que se absorbe una mayor cantidad del compuesto en nuestro torrente sanguíneo si lo comparamos con otros métodos existentes en el mercado en la actualidad.

El tiempo que pasa entre el momento en que se inhala el cannabidiol y en el que los fitocannabinoides y los fitoquímicos presentes en el CBD producen su efecto en el organismo, y se alivian los síntomas, son apenas unos segundos o minutos. Esta es la aplicación perfecta para los pacientes que buscan un tratamiento de efecto inmediato, y que se suele dirigir a enfermedades como la ansiedad, el Parkinson, la enfermedad inflamatoria intestinal, el síndrome de colon irritable, el síndrome premenstrual y más. Algunas enfermedades también pueden requerir la ingestión o aplicación tópica de CBD para un tratamiento minucioso y multisistémico.

Salud

El vapeo de CBD es una opción más sana que fumar, y es un magnífico sustituto. La diferencia entre vapear y fumar radica en la calidad y las propiedades del aerosol (las pequeñas partículas sólidas o gotas de líquido que se suspenden en un gas) que se inhala.

Cuando fumamos, inhalamos el humo que se genera en el proceso de quemado del tabaco y otras sustancias, junto con miles de otros químicos que se generan durante la combustión, que es el proceso que se produce cuando una sustancia alcanza la temperatura de ignición y se incendia.

Al vapear, sin embargo, inhalas un vapor de tu elección a través del proceso de vaporización que, a diferencia de cuando fumas, no introduce sustancias químicas adicionales como hace la combustión. Por este motivo se considera que es una opción más segura y con muchos menos efectos secundarios.

Qué hay que tener en cuenta

  • Al vapear CBD, es importante tener cuidado con la temperatura utilizada para calentar el líquido (véase la tabla más abajo), y la cantidad de líquido que se inhala. La primera vez que se vapea CBD, es mejor empezar con una dosis baja e ir aumentándola según las necesidades
  • Las personas que padecen alguna enfermedad pulmonar deben tener cuidado al inhalar el CBD o cualquier otra sustancia. La inhalación excesiva puede provocar tos y dificultad para respirar
  • Algunas marcas añaden a su aceite de CBD agentes diluyentes nocivos cuya inhalación no es segura. Entre los agentes diluyentes más comunes figuran el propilenglicol, el polietilenglicol y la glicerina vegetal. A altas temperaturas, estos agentes pueden descomponerse en compuestos potencialmente cancerígenos, y provocar complicaciones respiratorias como reacciones alérgicas e inflamatorias. Para evitar estas sustancias diluyentes poco saludables, asegúrate de comprar productos que contengan únicamente extracto de CBD, con un 45-55 % de CBD, de un proveedor de confianza
  • BEvita los líquidos para el vapeo que contengan vitamina E. La vitamina E es un ingrediente utilizado en algunos productos de vapeo como agente de relleno. Se trata de una sustancia espesa que llega a recubrir la capa interna de la membrana pulmonar cuando se inhala, y puede dar lugar a complicaciones peligrosas, a veces potencialmente mortales

Efectos secundarios

Una ventaja fundamental del consumo de CBD inhalado es que, en la mayoría de los pacientes, no presenta efectos secundarios adversos. Dicho esto, cualquier sustancia (incluso una tan natural como el CBD) puede producir diferentes tipos de reacciones entre los usuarios.

  • El efecto secundario que más se ha documentado de la inhalación de CBD es una leve somnolencia, principalmente entre los usuarios que se inician en la inhalación y fumar. Con el tiempo y un uso más regular, la somnolencia tiende a disminuir. Cuando se empieza a vapear CBD, lo mejor es empezar con una dosis baja e ir aumentándola a medida que se necesite
  • ***Si alguna vez has sufrido un episodio psicótico, evita utilizar el aceite de CBD de espectro completo, ya que contiene una cantidad mínima de THC, una sustancia psicoactiva que podría provocar una reacción

¿El CBD te colocará?

El cannabidiol (CBD) es un cannabinoide no psicoactivo y no induce la sensación de “euforia” que suele asociarse a la planta de Cannabis sativa. Tampoco produce ningún perjuicio cognitivo, a no ser que se consuma en exceso y en dosis muy elevadas.

El aceite de CBD de espectro completo contiene únicamente una cantidad mínima de tetrahidrocannabinol (THC), nunca superior al 0,3 %. Esta cantidad de THC no se activa en el cuerpo humano cuando se ingiere, por lo que el aceite de espectro completo está legalmente permitido como suplemento en muchos países.

El CBD en su forma aislada (“CBD puro”) es un extracto de Cannabidiol solamente, y no contiene THC (tetrahidrocannabinol), por lo que es sumamente seguro para las personas sensibles.

Como el aceite de CBD no contiene más del 0,3 % de THC, puedes disfrutar de la sensación de alivio y relajación al inhalar y exhalar del vapeo como si estuvieras fumando, al tiempo que te beneficias de efectos terapéuticos como son la reducción de la ansiedad, el refuerzo del sistema inmunológico, la mejora de las funciones cognitivas, la disminución del dolor y mucho más, todo ello sin intoxicación ni adicción.

¿Cómo se produce el aceite de CBD para vapear?

En su forma pura, el aceite de CBD extraído es demasiado espeso para poder inhalarse. Este es el motivo por el que algunas marcas utilizan agentes diluyentes para crear un líquido que pueda fluir fácilmente a través de un dispositivo de vapeo. Estos agentes varían de una empresa a otra y lo más habitual es que incluyan glicerina vegetal, propilenglicol y polietilenglicol, que pueden ser muy tóxicos y causar graves daños a los pulmones si se inhalan. La glicerina vegetal es el menos tóxico de estos agentes, pero sigue siendo preferible evitarlo.

Kiara Naturals se sirve de una tecnología avanzada para obtener extractos de espectro completo con un contenido del 45-55 % de CBD. En estas concentraciones, el extracto no se cristaliza (la molécula de CBD se cristaliza por encima del 60 %), y puede fluir fácilmente a través de un dispositivo de vapeo sin necesidad de añadir aditivos diluyentes, lo que garantiza un consumo inhalado seguro y saludable. El 35-45 % restante del extracto está compuesto por otros cannabinoides y fitoquímicos beneficiosos. Este tipo de aceite es, en teoría, un producto seguro para su ingestión, pero se produce en forma de cápsulas para dispositivos de vaporización.

Existen diferentes tipos y concentraciones de CBD para vapear, de acuerdo con la persona y la enfermedad que se esté tratando. Consulta a un fitoterapeuta clínico antes de consumir CBD de uso medicinal no dejes de rellenar el cuestionario personalizado de Kiara, que te ayudará a saber qué productos son los más adecuados para ti.

¿Qué tipos de dispositivos de vapeo existen?

El mercado ofrece varios tipos de dispositivos para vapear CBD, cada uno con sus propias características. Al elegir un dispositivo, ten en cuenta el tipo y la calidad del material que vas a vapear, su comodidad de uso y el tipo de cartucho que emplea.

  • Vape pen o vaper tipo bolígrafo — popular dispositivo diseñado para vaporizar líquidos tales como los extractos de CBD. Este pequeño dispositivo con forma de bolígrafo tiene un cartucho o cápsula que se rellena con aceite para vapear. Algunos cartuchos se fabrican con tecnologías avanzadas como el “destilado lento”, que permite que el líquido fluya fácilmente por el dispositivo sin necesidad de agentes diluyentes dañinos y sin alcanzar temperaturas lo suficientemente altas como para causar daños al usuario o al dispositivo. Los cartuchos para vaper tipo bolígrafo de Kiara se fabrican con tecnología de destilado lento y extractos 100 % naturales. Desconfía de los vapers tipo bolígrafo baratos o falsos, ya que pueden ser muy perjudiciales.
  • Vaporizadoresdispositivo diseñado para vaporizar material vegetal en su estado natural, como los cogollos y las flores de cannabis. Los vaporizadores son un poco más complicados de usar, ya que requieren de una gran cantidad de material y una mayor batería, lo que hace que sean más pesados. Incluyen un recipiente hecho en el que se almacena y calienta el material vegetal, y no son compatibles con los aceites para vapear. Con algunos vaporizadores es posible ajustar la temperatura en función de los componentes activos que se extraen.

¿Qué afecciones puede ayudar a tratar y aliviar el vapeo de CBD?

La eficacia de todos los productos de CBD depende en gran medida de su biodisponibilidad, es decir, del nivel de compuesto que llega al torrente sanguíneo. Por ejemplo, la biodisponibilidad de los productos comestibles y las cápsulas de CBD oscila entre el 5 y el 20 %, mientras que la biodisponibilidad de los productos sublinguales se sitúa entre el 25 y el 35 %.

La vaporización del aceite de CBD ofrece niveles extremadamente altos de biodisponibilidad: entre el 40% y el 60% del componente activo llega al torrente sanguíneo. Esto significa que necesitas consumir mucho menos CBD de lo que necesitarías si lo fumaras o lo ingirieras para conseguir los efectos deseados. Por eso, se recomienda el vapeo de CBD para cualquier enfermedad que pueda tratarse o aliviarse con cannabidiol y otros fitoquímicos activos, dependiendo de si el aceite utilizado es de espectro completo o de CBD aislado.

No hay estudios sobre la inhalación de aceite de CBD, ya que la mayoría de los ensayos clínicos realizados con CBD se han centrado en cápsulas orales, aerosoles sublinguales o soluciones orales. Sin embargo, dado que la vaporización es la forma más rápida de absorber el CBD y la que garantiza una mayor biodisponibilidad comparada con cualquier otra forma de aplicación del CBD en el mercado, es un método óptimo para el tratamiento de enfermedades que pueden beneficiarse de sus beneficios. Entre estas dolencias se encuentran el dolor intenso, los ataques de ansiedad, la epilepsia, el Parkinson, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el autismo, el síndrome premenstrual (SPM) y otras. Ensayos clínicos recientes sugieren incluso el uso del vapeo en el tratamiento de enfermedades pulmonares como el asma y el cáncer de pulmón (aunque aún se necesitan más estudios), ya que el vapeo permite que los componentes activos lleguen a los pulmones sin necesidad de pasar por el proceso de digestión.

A los pacientes con problemas de absorción se les aconseja utilizar el CBD de formas distintas al consumo ingerido. La vaporización es una gran opción, ya que tiene una gran biodisponibilidad y llega al torrente sanguíneo con mayor rapidez.

¿Es legal vapear CBD?

Hay diferencias en cuanto a la legalidad de los productos de CBD en cada país, aunque cada vez más países ya han reformado, o están en proceso de reformar, su legislación respecto al cannabis. Debido a que el CBD no tiene efectos intoxicantes en el cuerpo humano, está ampliamente permitido como suplemento alimenticio legal o medicamento autorizado para uso personal. Por ello, recuerda consultar cuál es la situación jurídica del CBD en tu país antes de adquirir un dispositivo de vaporización o extractos de CBD.

¿Cuáles son los principales datos que debo tener en cuenta?

  • El vapeo de CBD es el método más rápido de introducir el CBD en nuestro organismo. Es un potente método de consumo que retiene el mayor nivel de compuestos activos, y supone una alternativa más saludable que fumar
  • Vapear CBD no produce efectos psicoactivos, ya que los aceites de CBD no contienen más de un 0,3 % de THC, el componente psicoactivo. Salvo una leve somnolencia registrada entre los nuevos usuarios, el consumo de CBD vaporizado no presenta efectos secundarios adversos
  • Procura adquirir aceites y dispositivos para vapear de un proveedor fiable. Evita los aceites con aditivos potencialmente dañinos, como la vitamina E, el propilenglicol, el polietilenglicol y la glicerina vegetal
  • El aceite de CBD utilizado para vapear no suele ser el mismo que el aceite de CBD que se utiliza de forma oral o tópica. Contiene entre un 45-55 % de CBD, junto con otros cannabinoides y fitoquímicos beneficiosos. Aunque en teoría se podría consumir de forma oral, se produce en forma de cartucho para los dispositivos de vaporización
  • El vaper tipo bolígrafo está diseñado para vaporizar líquidos e incluye un cartucho o cápsula que se rellena con aceite para vaporizar. El vaporizador, en cambio, está pensado para vaporizar materia prima, como las flores de cannabis, por lo que es de mayor tamaño y peso que los vapers tipo bolígrafo
  • La mayoría de los ensayos clínicos sobre el CBD se centran en cápsulas orales y soluciones sublinguales, por lo que no hay estudios sobre el CBD vaporizado. Dicho esto, como la vaporización es la forma más eficiente de absorber el CBD, resulta idónea en el tratamiento de dolencias que requieren una respuesta rápida, como el dolor intenso, los ataques de ansiedad, la epilepsia, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), el autismo y el síndrome premenstrual (SPM)
  • Este artículo no pretende sustituir a una consulta médica. Consulta con tu médico antes de emplear CBD y otros suplementos en cualquiera de sus formas

100% orgánico

Elaborado en Suiza

Uso profesional en clínicas

Fabricado en instalaciones certificadas por la GMP y la FDA

Analizado en un laboratorio externo acreditado

60 días de garantía de devolución del dinero