Cookies

Al utilizar este sitio web, acepta automáticamente los cookies que utilizamos ¿Para qué?

Aceptar

Cesta

Su cesta está vacía
Ir a comprar

Proceder al pago

Cómo funciona el CBD y qué beneficios ofrece

El CBD es conocido por sus muchas y únicas propiedades curativas, y puede resultar útil para aliviar el dolor y el estrés,
los desórdenes del sueño, y mucho más. Descubre los muchos beneficios del CBD y su funcionamiento.

El cannabidiol (CBD) es uno de los números cannabinoides o compuestos químicos que se encuentran en la planta del cannabis. Es el segundo cannabinoide más abundante en la planta después del tetrahidrocannabinol (THC), el cannabinoide responsable de la sensación de euforia. El CBD ofrece una amplia gama de beneficios curativos, pero sin ninguno de los efectos psicoactivos.

Durante las últimas décadas, se han llevado a cabo numerosos estudios en los que se evalúa el efecto del CBD en múltiples problemas de la salud, que van desde el dolor a la ansiedad, y se explora cómo el CBD interactúa realmente con nuestro organismo para producir dichos resultados.

La investigación del alcance de los efectos del CBD y su funcionamiento no deja de crecer y está revelando emocionantes hallazgos relacionados con la salud física, mental y emocional. En este artículo vamos a profundizar en los datos que se conocen hasta ahora sobre el funcionamiento del CBD y los muchos beneficios que puede ofrecer.

¿Cómo interactúa el CBD con nuestro organismo?

Cuando se emplea el cannabis en sus distintas formas, los cannabinoides contenidos en la planta afectan al organismo por medio de nuestro sistema endocannabinoide (SEC).

El sistema endocannabinoide es un sistema complejo que se encuentra activo en el organismo, independientemente de que empleemos cannabis. Si bien se sigue investigando cómo funciona, sabemos que desempeña una función en el mantenimiento de la homeostasis, que es nuestro equilibrio y estabilidad internos. Cuando algo derriba la homeostasis de nuestro organismo, tal como una lesión o una enfermedad, el SEC ayuda a que el cuerpo recupere la normalidad.

El SEC se compone a su vez de tres elementos principales: endocannabinoides, receptores de endocannabinoides y encimas.

– Los endocannabinoides, o cannabinoides endógenos, son similares a los cannabinoides que se encuentran en el cannabis, pero son producidos de forma natural por nuestro organismo.

– Los endocannabinoides se unen a los receptores de endocannabinoides, que se encuentran por todo el cuerpo, cuando el SEC necesita actuar. Existen dos tipos de receptores: por un lado, el CB1, que se localiza en los sistemas nervioso central y el periférico. La mayoría de estos receptores se ubican en las regiones del hipocampo y la amígdala del cerebro, cuya función se centra principalmente en la regulación de la memoria, el miedo y las emociones. Por otro, el CB2, se encuentra en las células inmunológicas del sistema nervioso periférico, el tejido linfático y las terminaciones nerviosas periféricas

– Las encimas descomponen los endocannabinoides una vez han desempeñado su necesaria función

Aunque los expertos aún no han podido precisar cómo interactúa el CBD con el sistema endocannabinoide, pero la creencia más extendida es que el CBD evita que se descompongan los endocannabinoides, lo que les permitiría tener un mayor efecto en el organismo. Si bien aún es necesario comprender cómo ocurre exactamente este proceso, los estudios muestran que el CBD podrían ayudar con la inflamación, el dolor, el suelo y otras funciones reguladas por el SEC.

Más allá de su interacción con el sistema endocannabinoide, el cannabidiol tiene un efecto en el organismo al unirse a tres receptores adicionales:

– En concentraciones altas, el CBD activa directamente los receptores de serotonina 5-HT1A, involucrados en una serie de procesos biológicos y neurológicos, incluyendo la ansiedad, la adicción, el apetito, el sueño, la percepción del dolor, las náuseas y los vómitos

– El CBD también activa los receptores TRPV1, conocidos también como receptores “vaniloides”, que interceden ante la percepción del dolor, en la inflamación y en la temperatura corporal

– Por último, el CBD bloquea el receptor GPR55. La recepción de señales de un receptor GPR55 hiperactivo se asocia con la osteoporosis; al bloquear la señalización del GPR55, el CBD podría disminuir tanto la reabsorción de los huesos como la proliferación de células cancerígenas. Estos receptores también se manifiestan en el cerebelo, y están implicados en la modulación de la presión sanguínea y la densidad ósea

¿Cómo ayuda el CBD con la inflamación?

Uno de los muchos beneficios del cannabidiol son sus propiedades antiinflamatorias. Nuestro cuerpo usa el mecanismo natural de defensa que provoca la inflamación para luchar contra los patógenos y compuestos causantes de enfermedades. Cuando sufrimos lesiones o infecciones, la inflamación aguda tiene una duración breve, y desempeña un papel esencial en la curación.

Sin embargo, la inflamación crónica puede prolongarse durante meses e incluso años, y ser tanto la causa como el resultado de numerosas enfermedades. Entre las enfermedades a largo plazo que se relacionan con la inflamación se incluyen la artritis reumatoide, el asma, la enfermedad intestinal inflamatoria y las enfermedades cardiovasculares.

El CBD despliega sus potentes efectos antiinflamatorios a través de cuatro procesos biológicos:

  • Inducción de la apoptosis. La apoptosis es un proceso de muerte celular programada altamente regulado por el organismo. Este mecanismo natural preserva la homeostasis y puede eliminar células potencialmente peligrosas. En concentraciones óptimas, el cannabidiol puede inducir la apoptosis en las células inmunitarias, aliviando la respuesta inflamatoria y protegiendo de la inflamación aguda y crónica. En pacientes con enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple o la artritis, enfermedades causadas por la activación de las células inmunitarias, el CBD puede estimular la apoptosis y actuar como terapia antiinflamatoria. 
  • Inhibición de la proliferación celular. El CBD puede ser sumamente beneficioso para detener el crecimiento de tumores, y también puede serlo para tratar ciertos tipos de cánceres provocados por una inflamación crónica. En estos casos, el CBD puede inhibir directamente el crecimiento del tumor, o suprimir la inflamación y el crecimiento de los vasos sanguíneos que ayudan a preservarlo.
  •  Supresión de la producción de citoquinas. El CBD suprime la producción de citoquinas, una categoría de moléculas de señalización que intervienen en la inmunidad y la inflamación y las regulan.
  • Inducción de células reguladoras T. El CBD estimula las células reguladoras T (Tregs), que son un componente del sistema inmunológico que suprime la respuesta inmunológica de otras células para inhibir las respuestas inflamatorias.

Estudios han demostrado que las propiedades antiinflamatorias del CBD (tanto en formato tópico como oral) podrían contribuir al alivio de numerosas enfermedades relacionadas con la inflamación.

  • Entre las causas del acné se encuentra la inflamación subyacente y la sobreproducción de una secreción aceitosa producida por la piel, llamada sebo. Según estudios recientes, el aceite de CBD puede ayudar a tratar el acné gracias a sus propiedades antiinflamatorias y a su capacidad para reducir la producción de sebo 
  • Otras enfermedades de la piel. La aplicación del CBD sobre la piel en forma de pomada puede reducir significativamente la inflamación en la psoriasis y otras enfermedades de la piel, así como en las cicatrices
  • Numerosos estudios han demostrado que la combinación de CBD y THC es eficaz para reducir el dolor causado por la artritis
  • Esclerosis múltiple. Otros estudios demuestran que una combinación de CBD y THC mejora el dolor de los pacientes con esclerosis múltiple cuando se mueven y caminan, así como sus espasmos musculares 
  • Enfermedades neurodegenerativas. Aunque todavía hace falta más investigación, los resultados preliminares muestran que el CBD puede reducir la inflamación que puede agravar enfermedades como el Alzheimer y el Párkinson

¿Cómo ayuda el CBD con el dolor?

El uso del cannabidiol para el tratamiento del dolor crónico se remonta a milenios atrás. Aún hoy, el alivio del dolor es el motivo más frecuente para el consumo de cannabis medicinal en Estados Unidos.

La eficacia del CBD en el tratamiento del dolor crónico radica en su acción sobre los receptores CB1 y CB2 de nuestro organismo.

  • Los receptores CB1 están presentes en la ruta del dolor en los sistemas nerviosos periférico y central, y se ubican en regiones del cerebro (principalmente el tálamo y la amígdala) que participan en el procesamiento y la regulación de la experiencia subjetiva del dolor. También están presentes en las terminaciones nerviosas sensoriales periféricas 
  • Los receptores CB2 se manifiestan en varios tipos de células inflamatorias, así como en las células B y T, que son cruciales para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. La activación de los receptores CB2 puede generar una respuesta analgésica en momentos de dolor intenso causado por la inflamación y el dolor neuropático

Se ha demostrado que el CBD es eficaz para mejorar el dolor en diversas enfermedades:

  • Dolor crónico: los investigadores han llegado a la conclusión de que el CBD es eficaz para el tratamiento integral del dolor en personas que padecen dolores de espalda, dolores derivados del cáncer y dolores musculares y óseos causados por la fibromialgia
  • Dolor neuropático: la neuropatía es un dolor causado por daños en los nervios, y está relacionado con lesiones como hernias discales e infecciones como el herpes zóster. Los estudios han descubierto que el CBD ayuda con el dolor crónico de la neuropatía
  • Alivio del tratamiento del cáncer: el Instituto Nacional del Cáncer incluye el CBD como tratamiento para reducir los efectos secundarios más frecuentes de la quimioterapia, como el dolor, los vómitos y la falta de apetito. Los estudios sobre los aerosoles orales que combinan el CBD y el THC han demostrado que los pacientes que combinan aerosoles orales con opiáceos obtienen un mayor alivio que los que utilizan solamente opiáceos

Alivio del dolor provocado por las migrañas: una serie de estudios sobre la combinación de CBD y THC demuestran su eficacia para reducir el dolor agudo en personas con migrañas y cefaleas en racimo.

¿Cómo ayuda el CBD con la ansiedad?

Además de aliviar problemas físicos, el CBD es beneficioso para tratar problemas mentales y emocionales, como la gestión de la ansiedad.

El efecto ansiolítico del CBD se produce de varias maneras:

  • Interacción con una serie de receptores en el cuerpo cuya función es regular el miedo y los comportamientos relacionados con la ansiedad, específicamente el CB1, la serotonina 5-HT1A y el TRPV1 
  • Activación de los receptores reductores de la ansiedad, incluidos los A1 y A2A
  • Alteración de la forma del receptor GABA-A, el principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central, de forma que se amplifica su efecto calmante natural. Los efectos calmantes del Valium y de otras benzodiacepinas también dependen de la transmisión del receptor GABA 
  • Al observar la actividad cerebral de las personas que lo consumen, se ha demostrado que el CBD reduce la actividad en la amígdala izquierda; dado que la amígdala cumple una función esencial en las respuestas a las situaciones de estrés y excitación, la reducción de su actividad está directamente relacionada con los efectos reductores de la ansiedad del CBD 

Numerosos estudios exponen los efectos positivos del CBD en una gama de enfermedades y comportamientos relacionados con la ansiedad:

  • Ansiedad general. El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas sostiene que se ha demostrado que el CBD reduce los signos fisiológicos de ansiedad de los sujetos, incluido el aumento del ritmo cardíaco
  • Trastorno por estrés postraumático. Múltiples estudios han demostrado que el CBD puede aliviar los síntomas del TEPT, incluyendo las pesadillas y la repetición de malos recuerdos

Trastorno de ansiedad social. Los participantes en la investigación con TAS experimentaron una reducción general de los niveles de ansiedad después de tomar CBD por vía oral. Un estudio adicional demostró que el CBD es eficaz para ayudar a las personas con ansiedad social a hablar en público

¿Cómo ayuda el CBD con los problemas del sueño?

El insomnio está causado por diversos factores. Entre ellos se encuentran afecciones físicas como el dolor crónico, trastornos mentales como la ansiedad y la depresión o, por supuesto, factores externos como la presencia de sonidos fuertes o condiciones incómodas para dormir.

El cannabidiol puede ayudarnos a dormir mejor ya que reduce algunas de las causas fundamentales del insomnio, como el dolor y la ansiedad. Sin embargo, el CBD presenta beneficios adicionales en el tratamiento de los trastornos del sueño debido a su interacción con el sistema endocannabinoide, que participa en la regulación del ciclo circadiano de sueño-vigilia, incluyendo el mantenimiento de un sueño saludable.

Estudios piloto han demostrado resultados prometedores del efecto del CBD sobre el sueño y el cansancio:

  • Mejora del ciclo de sueño: los estudios muestran que el CBD puede mejorar los síntomas del trastorno en el comportamiento del sueño REM, en el que los pacientes exteriorizan los sueños 
  • Reducción de la somnolencia: además de ayudar a descansar mejor, el CBD puede fomentar la vigilia en los pacientes que padecen insomnio

¿Cómo ayuda el CBD con la concentración?

El cannabidiol es efectivo en el alivio de muchos de los factores que perjudican nuestra atención (dolor, ansiedad, sueño), ayudando con ello a mejorar la concentración de forma natural.

Actualmente, los estudios que investigan los efectos adicionales del CBD son anecdóticos, pero los resultados son prometedores: en un estudio de 2017 realizado en adultos con síntomas de TDAH se mostró que una combinación de CBD y THC llevó a la reducción de los síntomas asociados al TDAH.

En resumen: ¿cómo funciona el CBD y qué puede hacer?

Aunque aún quedan estudios que llevar a cabo en torno al funcionamiento del cannabidiol y los numerosos beneficios que ofrece, ha quedado patente que el CBD tiene un efecto positivo en nuestra salud y bienestar:

  • El CBD incrementa los efectos de nuestro sistema endocannabinoide. El SEC es un complejo sistema cuya función es mantener la homeostasis, la estabilidad y el equilibrio interno de nuestro organismo
  • El CBD ofrece potentes propiedades antiinflamatorias, y con ello ayuda a aliviar enfermedades inflamatorias como el acné, la psoriasis, la artritis y la esclerosis múltiple
  • El CBD puede aliviar el dolor provocado por la inflamación, pero también otros tipos de dolor, como el dolor de espalda, el dolor causado por cánceres, el dolor neuropático y los efectos de la quimioterapia
  • Más allá de su efecto en problemas físicos, el CBD puede ayudar a controlar enfermedades relacionadas con la ansiedad, tales como el trastorno por estrés postraumático (TEPT) y el trastorno de ansiedad social
  • Si bien son necesarios más estudios para comprender cómo y por qué, el CBD ha demostrado mejorar los ciclos de sueño y reducir la somnolencia
  • El CBD alivia muchos de los factores naturales que disminuyen la atención, mejorando con ello la concentración. Algunos estudios anecdóticos muestras efectos prometedores en los síntomas relacionados con el TDAH

100% orgánico

Elaborado en Suiza

Uso profesional en clínicas

Fabricado en instalaciones certificadas por la GMP y la FDA

Analizado en un laboratorio externo acreditado

60 días de garantía de devolución del dinero